Fantastica

Amor propio 

 

¿Aceptas estas invitaciones? Solo queremos recordarte cuánto vales y la importancia de tener noción del amor propio que debes tener.

Trátate bien, se una persona agradable contigo misma, respétate de pies a cabeza y de adentro hacia afuera, permítete ser la persona más amable con tus pensamientos, emociones, sentimientos e incluso decisiones, ¿sabes? También con tus errores.

¿Eres consiente de lo mucho que vales y mereces?

No se trata de un precio o valor, se trata de reconocer que mereces lo mejor de lo mejor, que mereces muchas cosas positivas o todas las mejores cosas que tenga el mundo y el universo para ofrecerte, tú necesitas entender lo grandiosa que eres para así rodearte de personas que entienden y te tratarán con este mismo valor y empatía.

Así que cuidado, cuida de ti y toma el tiempo que necesites para enamorarte primero de ti y después de alguien más.

¡Nadie es perfecto y la perfección no existe! Todo esto es completamente relativo.

Hablemos de temas delicados y difíciles de creer y más allá de creer, cosas relevantes para entender y crear un balance en tu forma de ver la vida, con todo lo que se ve en las redes sociales es difícil creer que la perfección no existe, ya que nos han enseñado que debemos ser ‘perfectas’ como las modelos o celebridades, pero lo que realmente está es que el mundo solo está lleno de mentiras, incluso las modelos tienen inseguridades y completamente seguro de que ellas también deben pasar por mucho, nadie es perfecto, ya que esto es relativo, así que no te olvides que tú eres única y hasta tus defectos son una forma de coquetearle al mundo.

Ten claro tus límites como persona:

Todos tenemos ciertas necesidades que parecen obvias, pero es un recordatorio de la importancia de estas y lo mucho que las debes respetar, no dejes de descansar el tiempo que realmente mereces, aliméntate de una manera que te haga feliz y te mantenga muy saludable, imponte tus propios límites en absolutamente todo en tu vida.

Al final de todo ámate completamente, tú eres tu primer amor, el resto puede esperar.

 

Compartir