Fantastica

Cuida tus emociones

 Como seres humanos tenemos un constante pasar de emociones, unas que suben camino a la emoción y felicidad y otras que nos destrozan y nos hacen sentir distantes.
Está bien dejar fluir tus sentimientos, pero debes aprender que tu cuerpo puede recibir muchas repercusiones.
Cuando estás feliz automáticamente esta emoción genera que tu rostro luzca con más vida, atraes ante los ojos de los demás, una persona sonriente siempre llamará la atención.
El estar contento no significa que debas todo el tiempo sonreír o permanecer siempre en medio de este sentimiento, seguramente atravesarás por inconformidades en tu vida y llegarán esos días en donde la tristeza y la ansiedad se mostrarán en tu actuar.
Las personas que sufren de depresión y ansiedad suelen verse físicamente opacas, desde el brillo de sus ojos hasta el reflejo de su piel.
El rostro es solo una de las partes del cuerpo que fácilmente puede decir mucho de tu estado de ánimo, hay quienes lo muestran más y otro que pocos se les nota, todo se relaciona con la forma en que expreses tus emociones.
Es muy relevante que controles un balance en tu tristeza o sentimientos negativos, ya que son los que pueden ocasionar enfermedades leves como un acné hasta dolores de estómagos frecuentes.
Existen muchas personas que cuando se enojan, automáticamente se sienten con dolor de estómago al igual que cuando tienes nervios por un evento importante en tu vida, sucede algo similar, si te sucede de vez en cuando, es algo que relativamente puedes controlar, pero cuando tu ira es constante así mismo se reflejará en tu cuerpo.
Se recomienda invertir tiempo en pausas emocionales en tus días, dedica 5 minutos a escuchar una canción que te tranquilicen, practica alguna actividad que te genere felicidad, placer o en general algún sentimiento positivo.

Intenta con aromas que con solo colocarlas detrás de tus orejas o en tu habitación, ayudarán a que la ira, tristeza o amargura tengan un tono diferente en tu actuar.
Escribe, no necesitas un papel y un lápiz, puedes hacerlo en tu celular, escribe eso que quisieras decirle a la otra persona o mejor aún a ti mismo, desahógate con tus propias palabras.
Intenta la actividad que más te ayude y poco a poco entenderás la importancia de tener un balance en tus emociones.
Compartir