Fantastica

¿Ducharse con agua fría o tibia?

 

La temperatura del agua al momento de bañarnos, trae consigo efectos en nuestro cuerpo, incluso en nuestro estado de ánimo. Te decimos los principales beneficios de bañarse ya sea con agua fría o tibia.

Ducharse con agua fría.

• Aumenta los niveles de energía, mejora la circulación sanguínea, rejuvenece la piel y tensa el cuero cabelludo, además acelera la reparación muscular.

Si prefieres un baño con agua tibia, esto es lo que sucederá en tu cuerpo:

• El hecho de colocarte debajo de una ducha tibia tus músculos se distensionarán, lo que ayudará a que te relajes, y quites el estrés acumulado, incluso, para un mejor efecto, frota suavemente esas partes que sientas tensionadas.

• El vapor que genera una ducha caliente, ayuda a secar el exceso de mucosa, despejando así las vías respiratorias. Por lo que resulta muy útil cuando estamos congestionados.

• Entre otros beneficios de ducharse con agua tibia, es aliviar la migraña, además ayuda a mitigar los calambres menstruales.

• Lo recomendable es que el agua esté entre los 36,5 y 39°C, esta sería la temperatura adecuada para no afectar la piel.

Antes de ir a ducharte, piensa en lo que tu cuerpo necesita, y sácale el mayor provecho a tu baño eligiendo entre agua fría o tibia.

Compartir