Fantastica

Evita los conflictos familiares 

Lo primero que debes pensar y analizar, es que cualquier relación entre dos seres humanos está expuesta a un conflicto, desde que somos creados podemos tener diferentes personalidades y actitudes, así que es normal que existan conflictos entre padres e hijos, hermanos, tíos y demás.

 

Lo más importante es no centrarse en el problema, hay que enfocarse en la solución para la pelea.

 

Encuentra cuáles son las variables para solucionar el conflicto con la persona o personas que tuviste la discusión.

Respira así tengas muchas ganas de responder o decir millones de cosas, no digas algo que después puedas lamentar, la ira transforma a todos los seres humanos y esto puede hacer que el conflicto crezca.

 

Debes entender que buscar el cambio en la forma de ser de otras personas no es la solución y tampoco lo debes exigir, es muy relevante que respetes el punto de opinión de los demás y así mismo busquen la manera de acoplarse a las personalidades.

 

Intenta quedarte callado así tengas la razón, seguramente entre gritos y quejas no se solucionara nada, espera un tiempo y habla de la situación de una manera diferente.

 

 

Si quieres que te respeten debes empezar por respetar a los demás, si te ofenden no tomes todo tan a pecho, intenta que lo que se dice o escuchas en medio del conflicto no te afecté después de la pelea.

 

Las personas se vuelven más ofensivas en medio de una discusión y muchas veces lo que te dicen no es lo que piensan o sienten.

Ponle fin a los conflictos entendiendo el porqué la otra persona actúa de la manera en la que te incomoda, la mayoría de veces solo se da cuando los demás no actúan o hacen algo en la forma en la que deseas, una familia es un equipo que necesita de respeto, empató, solidaridad, amor y mucho entendimiento.

 

Habla calladamente y enseña a los demás a respetar mutuamente sus opiniones, piensa en la otra persona y cómo se puede estar sintiendo, puede siempre existir una explicación.

Compartir