Fantastica

Levántate y activa tu cuerpo.

Existen muchas actividades que al levantarte las haces casi que sin noción, por eso se recomienda hacer ejercicio al levantarse, ya que tienes menos tiempo de pensar en crear excusas que puedan hacer que no desempeñes ninguna actividad física o cualquier otra cosa que tuvieses programado para ese momento.

Colócate como objetivo que en los primeros minutos al levantarte hagas la mayor cantidad de cosas, sentirás que el tiempo pasa más rápido, pero tendrás sin pensarlo y creerlo más agilidad y disposición para hacer todo.

 

Las actividades sencillas que te ayudaran a tener mucha motivación:

 

Lavarte los dientes, bañarte con agua fría, incluso solo aplicarte un poco de agua fría en la cara te dará una energía diferente, por eso es tan recomendable que siempre te bañes antes de cualquier actividad, a veces incluso antes de hacer ejercicio, así debas hacerlos nuevamente después de entrenar.

Si te cuesta levantarte con facilidad algo que te puede ayudar es tener listo la ropa que vas a usar, sea para ejercitarte o salir a trabajar, será más fácil y no te generara estrés, el proceso de empezar el día lo generaras con mayor rapidez.

 

 

Aunque parezca extraño cuando existe una mayor planeación la noche anterior de cómo será la primera o primeras horas de tu mañana, todo cambiara y te sentirás mejor, la idea principal es que tu activación se dé positivamente, antes de dormir intenta leer o escuchar algo que te genere pensamiento y sentimientos que te den ganas de comerte el mundo.

 

Acostúmbrate a dejar un vaso de agua, limonada, algo liquido al lado de tu cama, es muy bueno, para dormir hidratada y al levantarse esa sensación de tomar agua te ayudará energéticamente a ir activando tu mente y cuerpo.

 

Actitud es lo que necesita tu cuerpo, piensa en las consecuencias que tendrás si te levantas con un sentimiento de pereza, actívate, vive el día como si fuese tú último despertar y sonríe lo que más puedas, la energía está en ti, actívala.

Compartir