Fantastica

Limpia tu ser. 

Reiniciar y ver desde un punto diferente todo, es una forma de empezar de manera positiva tu vida, involucrando tu cuerpo, alma, mente y espacio, son 4 variables importantes para irradiar un balance que deje fluir lo que eres tú y tu vida.

 

Cuerpo:

Empieza por comer saludable por llenarte alimentos naturales, si no sueles comer de esta manera, intenta hacerlo al menos 2 o 3 días a la semana, no es dejar de comer o que comas solo vegetales, pero sí, intenta cambiar un desayuno lleno de carbohidratos por uno más balanceado y tu cuerpo te agradecerá.

 

Mantén tu cuerpo en movimiento, si no sueles caminar diariamente, hazlo al menos 3 veces por semana, limpiar tu cuerpo es empezar a cambiar hábitos que generar una forma saludable de reiniciar lo que eres.

Tu mente:

 

Háblate de una manera diferente, empieza por crear afirmaciones que decretes y visualices solo para ti.

 

¿Qué tal si limpias tus redes sociales y amistades físicas? 

 

Tal vez estás gastando mucho tiempo en personas que cerca o lejos, no están siendo recíprocas en interés y amor, seguramente desde hace rato lo sientes, pues este es el momento para que dejes de ver las cosas de esa manera y hagas cambios drásticos en ti.

 

Elimina a las personas que ya no vibran contigo en las redes sociales, no le debes explicaciones a nadie, deja de seguir perfiles que te crean un panorama de percepción y falsedad ante la vida y silencia a esos que no te dejan ver las redes como algo nutritivo, eres tú quien decides a quien le abres las puertas de tu ser, incluso en las redes.

 

Tu espacio 

 

Empieza por el lugar donde más frecuentas, saca todo lo que ya no usas en tu trabajo, que tu escritorio sea un ritual, deja lo necesario y no obstruyas la energía con tantas cosas, luego ve a tu casa y tu habitación, desde ropa que ya no usas, hasta el exceso de objetos.

 

Compra más cosas que te ayuden a tener un mejor aroma en estos lugares, adorna con flores o accesorios simples que te alegren y permitan ver todo diferente.

Tu alma: 

 

Se sincera contigo misma y permítete ser tú quien reconoce las miles de batallas que ha librado, está bien sentirte bien y mal por las cosas buenas y malas que te han pasado

 

Valora las personas a tu alrededor y reconoce con gratitud los que ya no están, los que se quieren quedar y los que seguramente llegarán.

 

Sana tu alma, perdónate y perdona, vive en tu presente y suena y visualiza sin extraños tu futuro.

Compartir