Fantastica

Rutina para tu rostro en las mañanas 

Aunque parezca que tomará mucho tiempo, debes encontrar un balance para dedicar un par de minutos en la mañana y noche para cuidar de tu rostro, con el tiempo entenderás el tipo de piel que tienes y cómo debes cuidarlo, así mismo sabrás cuáles son los productos favorables para ti.

Rutina para que hagas por las mañanas:

 

Jabón, Agua Micelar o algún producto para limpiar el rostro:

 

Te levantas y te bañas, pero te olvidas lavar tú rostros, así que procura utilizar un jabón especial para tu tipo de piel, es recomendable consultar con un dermatólogo o en farmacias con personas que te pueden asesorar, algunas pieles pueden reaccionar diferente si se trata de la sensibilidad, por eso una de las mejores opciones es utilizar Agua Micelar que será neutra con la mayoría de tipos de piel, es importante quitar la grasa que al dormir tu piel produce y así mismo el contacto que tu rostro tiene con tu almohada genera que sea importante lavar tu rostro después de la ducha.

 

 

Hielo:

 

Si buscas que tu rostro se vea con más luminosidad y algunas imperfecciones se desinflamen solo debes colocar un poco de hielo en tu rostro, enfatiza en los lugares como las ojeras y acné, te ayudará a que cicatricen con facilidad, ten cuidado y no lo hagas directamente a tu piel, si tienes sensibilidad, ya que se pondrá roja con facilidad.

 

Ayudará a que los poros se cierren y así tu rostro quedara listo y suave para maquillar.

 

Crema humectante:

 

Es importantísimo que conozcas que tipo de piel tienes y así mismo utilices una crema acorde a esto, si usas cualquiera y tienes un rostro grasoso provocarás que más acné aparezca, si consigues la adecuada aportará muchas propiedades y se reflejará en cómo luce tu piel.

 

Bloqueador:

 

Sin importar si sales de tu casa o no, procura aplicarte bloqueador, incluso los rayos de la Luz del computador también puede llegar a tener efectos negativos en tu rostro, así que intenta aplicar entre 2 a 3 veces diariamente, por eso se recomienda cargar uno siempre en tu cartera o bolso.

 

Tiempo para maquillarte:

 

Aunque lo que uses es relativo, intenta evadir el uso de bases y productos que puedan tapar los poros de tu rostro y hacer que te salgan más imperfecciones.

 

Utilizando los productos adecuados, harás que tu rostro no sufra y se vea mejor cada día, busca un equilibrio entre productos naturales y recuerda que menos es más y tu rostro necesita calma y no que lo recargues.

Compartir