Fantastica

¿Te gustaría tener un psicólogo? 

Pocos saben la cantidad de beneficios que se tiene a la hora de conocer un psicólogo que logre simpatizar más con tus historias, relaciones e incluso con tu pasado.

Cuando nacemos todos tenemos situaciones que quedan guardas inconscientemente, algunas son muy buenas, pero la mayoría de veces no es así, por eso por momentos no le encuentras explicación a cosas que te suceden en el presente y en medio de tu proceso como adulto.

Así que es momento de que reconozcas la importancia de tener una persona con la que puedas hablar y charlar de la manera correcta, recuerda que esta persona no te dirá que hacer, pero si te guiará en él toco eso en el cual te encuentres, incluso así te sientas bien, no veas la necesidad, también se vuelve constructivo poder entender lo que te rodea y planificar con tus emociones el camino por donde quieres ir, y mucho mejor alguien externo a tu vida y a tu alrededor que te dé una visión y perspectiva diferente.

Debes ser completamente honesto, mentirle a tu psicólogo es como mentirte a ti mismo, es la persona que no te juzgara, pero que si te dirá las cosas con claridad y aunque puede que por momentos te deje como un trompo en movimiento, te ayudará a encontrar el camino correcto para tu lucha interna.

No todos los psicólogos son para ti, así como todo en la vida, puede que no hayas tenido las mejores experiencias con algunos psicólogos, pero recuerda que sencillamente todos somos distintos, así que date un tiempo para encontrar a la persona correcta, esa será con la que te sientas cómoda y sin miedo a expresar lo que estás sintiendo.

Una sesión psicológica es regalarte un tiempo para ti, es dedicar un momento de tu semana, mes o año para darle claridad a tus pensamientos, cuando no comprendas la razón de tu actuar, seguramente te ayudará a guiarte a ti misma.

Es importante que aceptes siempre con buena actitud lo que pase en cada una de las sesiones, no se trata de que Te digan lo que tú quieres siempre escuchar, seguro no necesitas tener una psicóloga para eso, así que debes aceptar y arriesgarte a entender siempre el propósito de lo que se hable en medio de las terapias.

Compartir