Fantastica

¿Tienes constantemente hambre? 

Existen millones de pequeños hábitos que pueden hacer varios cambios en tu cuerpo y alimentación, por eso es importante que busques ser consiente desde el principio a la hora de mercar, preparar y consumir tus alimentos.

 

Con el Paso del tiempo esas pequeñas acciones que harás por ti, se convertirán en hábitos que harás sin necesidad de pensarlos y serán igual de beneficiosos que al comienzo.

Cuando duermes poco muchas cosas empiezan a fallar en tu cuerpo y mente, el cuerpo humano está diseñado como una máquina y funciona recargándolo, cuando descansa y duermes entre 6 a 8 horas diarias tendrás la energía necesaria para desarrollar tus actividades.

 

Es importante que duermas bien, cuando no lo haces, sustituirás esa falta de sueño con la necesidad de querer  comer todo el tiempo, lo que te hará subir de peso.

Si consumes muy poca proteína en cada una de tus comidas, tienes que empezar a implementar más fuentes que tengan alto contenido de proteína, ya que son los alimentos más beneficiosos para ti, por ejemplo en el caso del desayuno, la mejor opción es el huevo que puede ser mezclado con algunos vegetales, en el almuerzo intenta que la comas más pollo, carne, pescado, todas estas fuentes son esenciales para que tu cuerpo no acumule grasas y tengas más energía, en la cena puede ser algo similar al desayuno.

 

Evita tener mucha hambre cuando consumes muchos carbohidratos, son alimentos que llenan por un periodo muy corto, engordan y no tienen tantos nutrientes.

 

El estrés produce ansiedad un factor que te llevará a querer estar comiendo más y más y querrás consumir cosas no tan saludables, cuando tienes emociones negativas tratas de saciarlas con dulces, chocolates o helados.

¿Consumes poca agua y fibra? 

 

Son dos componentes importantes que no puedes olvidar en tu alimentación, el agua es muy beneficiosa y está lleno de nutrientes y la fibra ayudara que tu cuerpo funcione mejor.

Compartir